top of page
  • Foto del escritorLacerta Bilineata

La Lagartija Roquera (Podarcis Muralis), Descripción De La Especie

La lagartija roquera (Podarcis muralis) es una especie de lagartija con una amplia distribución en Europa. En la península ibérica se restringe a la franja eurosiberiana (desde el límite entre Galicia y Asturias hasta el Pirineo catalán), el Sistema Ibérico y el Sistema Central, siendo sustituida en las tierras bajas del sur por la lagartija ibérica (Podarcis hispanica). Probablemente no era originaria del Reino Unido, sino que fue introducida en tiempos modernos y hoy existen varias poblaciones en crecimiento en diversas partes del país.


El reptil también se ha introducido en Norteamérica, donde a veces se le llama "lagartija roquera europea" (European Wall Lizard). La Podarcis muralis puede medir hasta 20 cm de largo y es una lagartija pequeña y delgada cuyas escamas varían mucho en color y dibujo, como puede verse claramente en las fotos de abajo. Las hembras suelen ser ligeramente más pequeñas que los machos. Las lagartijas roqueras se alimentan principalmente de artrópodos, como insectos y arañas, pero también les gustan los caracoles y las lombrices. No son exigentes y comen prácticamente cualquier cosa que se les meta en la boca, y a veces incluso una baya.


Las lagartijas roqueras suelen compartir el mismo hábitat con el lagarto verde occidental (Lacerta bilineata), mucho más grande, y si ahora se pregunta cómo se llevan con sus primos más dominantes y mucho más coloridos, la respuesta es: es complicado ;-) Los ejemplares más pequeños de Podarcis muralis huirán como alma que lleva el diablo cuando se acerquen a un lagarto verde occidental adulto (porque temen con razón que se los coman), e incluso las lagartijas roqueras más grandes parecen al menos evitar a sus vecinos verdes. Pero no es raro que las lagartijas roqueras tomen el sol junto a lagartijas verdes o incluso trepen por ellas sin mostrar ningún signo de miedo.


Probablemente, el "estado de amistad" de estas dos especies de lagartijas depende del tipo de hábitat que comparten, de la abundancia de alimento para ambas especies y de la capacidad de evitarse mutuamente. Por cierto, también es bastante común que las lagartijas se canibalicen unas a otras (fui testigo de un episodio de este tipo y lo filmé; abajo también hay una foto del "caníbal" con el "corpus delicti" - la cola de la víctima devorada - aún colgando de su boca).


También es fascinante que las lagartijas roqueras puedan presentarse en al menos seis tipos de apariencia diferentes, los llamados "morfos" (la palabra deriva de "morfología") en el mismo lugar, lo cual es algo muy especial en el reino animal dentro de la misma especie. Así pues, si alguna vez ha observado ejemplares verdosos con partes pectorales o ventrales anaranjadas, o animales marrones con partes inferiores amarillas, o lagartijas pardo-grisáceas con "zafiros" azules en los flancos, y ha llegado a la conclusión de que deben de ser las diferencias entre machos y hembras o subadultos, es casi seguro que se equivocaba.


Estos ejemplares diferentes pueden tener la misma edad y el mismo sexo, y sin duda todos pertenecen a la misma especie. Lo que ocurre es que las lagartijas roqueras, a lo largo de su evolución, han desarrollado estos seis tipos de apariencia diferentes (que también implican algunas otras diferencias, por ejemplo, en cuanto al sistema inmunitario - puedes leer todo sobre ellas en Wikipedia). Además, es probable que también existan diferencias regionales. Así pues, aunque los lagartijas roqueras no son deslumbrantes "aves del paraíso" como los lagartos verdes occidentales, sí que tienen predilección por la variedad y las variaciones de color, y personalmente los encuentro al menos tan bonitos como sus extravagantes primos :-)


Todos los ejemplares aquí representados fueron fotografiados en mi jardín del Tesino o en sus alrededores.




Comments


bottom of page